Cómo colocar azulejos: materiales, herramientas y pasos

Por fin ha llegado el momento que tanto estabas esperando: ha llegado la hora de cambiar los azulejos de tu hogar. ¿Y para qué contratar a alguien para realizar una tarea que puedes hacer tú mismo?

Tú también puedes colocar azulejos si empleas las herramientas adecuadas, haces los cálculos precisos y sigues la técnica correcta; estas son las bases de un resultado exitoso. Si tienes todo esto bien asentado, sigue leyendo para saber cómo colocar azulejos paso a paso.

New Call-to-action

Materiales y herramientas básicas para colocar azulejos

Para colocar azulejos es imprescindible contar con los materiales y herramientas básicas destinadas a este fin. Estos son los principales materiales para colocar azulejos:

azulejos como colocar
  • Cemento cola y espátula: el cemento cola es el material de unión predilecto para colocar azulejos. El clásico está indicado para interiores; el porcelánico se puede aplicar tanto en interiores como en exteriores; y el flexible está indicado para aplicarse sobre bases deformables o que se dilatan.
  • Mortero de rejuntado: es un material compuesto por una mezcla de cementos, áridos, aditivos, pigmentos y resinas sintéticas que, en conjunto, determinan los diferentes tipos de rejuntes y su color.
  • Azulejos: existen diferentes tipologías de azulejos atendiendo a sus características y es importante escoger los adecuados según la estancia a decorar, las necesidades y los gustos personales.

Ahora que hemos visto cuáles son los principales materiales para colocar azulejos, te indicamos cuáles son las herramientas básicas:

  • Nivel de burbuja: es imprescindible para corregir niveles entre azulejos, si bien cabe mencionar que solo es útil para nivelar en distancias cortas.
  • Guantes y gafas: es importante contar con estos dos utensilios para estar protegido. Además, los propios azulejos también suelen estar afilados, por lo que es recomendable manipularlos con guantes.
  • Rotulador, lápiz y papel: sirven para anotar medidas, hacer cálculos e incluso para dibujar cortes especiales en los propios azulejos para tener una guía.
  • Flexómetro o cinta métrica: gracias a esta herramienta se pueden medir distancias horizontales y verticales fácilmente y de forma precisa.
  • Cincel y martillo: sirven para deshacerte de los azulejos antiguos, en caso de que haya. Solo tienes que utilizar el cincel y el martillo para golpear los extremos de los azulejos hasta extraerlos.

New Call-to-action
  • Crucetas y cuñas: entre azulejos para garantizar que tienen la misma separación.
  • Maza de goma: permite dar pequeños golpes certeros en los azulejos sin correr el riesgo de dañarlos o romperlos, lo que mejora su ajuste con el adhesivo y el soporte.
  • Cortadora eléctrica de azulejos: utiliza un disco de diamante y una cantidad específica de agua para reducir tanto la temperatura como el polvo generado al cortar azulejos. Es muy útil en aquellos casos en los que se requiere un corte preciso.
  • Amoladora de disco: cuenta con un disco de diamantes que permite cortar limpiamente los azulejos en cualquier ángulo. Con la suficiente práctica se puede utilizar para crear diseños de lo más originales.
  • Taladro: en ocasiones puede ser necesario perforar un azulejo con la ayuda de un taladro. Para ello, lo recomendable es que utilices una broca para mampostería, ya que cuentan con una punta de carburo de tungsteno, ideal para perforar azulejos.
  • Llana dentada: su función es distribuir el cemento cola en canaletas para que los azulejos se asienten en la cantidad justa y necesaria de material. Dispone de dos partes, una lisa con la que aplicas y extiendes el cemento cola en la pared o suelo, y otra dentada con la que consigues los zurcos o canaletas.
  • Llana de goma: se utiliza para distribuir el rejuntado de manera homogénea para rellenar las juntas. 
  • Esponja: una vez terminado el proceso, la esponja ayudará a realizar una primera limpieza para un acabado perfecto.

Ahora que ya sabes qué materiales y herramientas necesitas, ya puedes aprenderte los pasos y empezar a colocar azulejos.

azulejos como colocar

Colocación de azulejos según la estancia

Según su lugar de instalación, puedes colocar los azulejos en interiores o exteriores. A continuación, te presentamos los tipos de azulejos más comunes:

Gres porcelánico

azulejos como colocar

Se trata de uno de los materiales más comunes. Su color base está determinado por la adición de colorantes a la masa, por lo que pueden presentar todo tipo de aspectos.

El gres porcelánico es un material muy versátil que da origen a azulejos con motivos marmoleados, moteados e incluso con relieves que simulan materiales naturales, como la madera o la piedra. Por ello, son perfectos para fines decorativos en habitaciones, salones u otras estancias. Además, es uno de los materiales más baratos.

Baldosas de cerámica. Pasta blanca y pasta roja.

Estas son las típicas baldosas que se pueden encontrar en infinidad de cocinas y baños. Y es que, si algo funciona, ¿para qué cambiarlo? Este material siempre ha sido el predilecto en este tipo de estancias, y es por una buena razón: la cerámica es un material fácil de limpiar, resistente y, además, barato. Además, su colocación es muy sencilla, así que más no se puede pedir.

Terracota o barro cocido

Los azulejos de terracota o barro cocido tienen un aspecto muy característico y una personalidad única. Suelen utilizarse en suelos de estilo rústico, sobre todo en aquellos lugares o estancias donde se busca un ambiente antiguo.

Vidrio

Este tipo de revestimiento se fabrica con vidrio y está destinado a aquellas zonas o estancias donde predomina la humedad, como la cocina, el baño o una sauna. Se trata de un material estanco y resistente, por lo que también es idóneo para piscinas y spas.

¿Cómo colocar azulejos: paso a paso?

Ahora solo falta que averigües cómo colocar azulejos paso a paso. ¡No te lo pierdas!

azulejos como colocar

1. Toma medidas

Lo primero que tienes que hacer antes de nada es medir las superficies donde se van a colocar los azulejos. Esta superficie es muy importante tanto para comprar los azulejos como para calcular el cemento cola y el mortero de rejuntado necesario para su colocación.

Para medir las superficies, mide en metros el alto y el ancho de las paredes y los multiplicas para saber los m2 de cada pared. Si tienes ventanas o puertas, debes medirlas también para restar los metros a la superficie anterior. Debes realizar estos mismos pasos en cada pared. Como en todos los encuentros con ventanas, paredes y finales de una pared con otra hay que cortar los azulejos, siempre hay que sumar a la cantidad total un 10% o 15% más de superficie total. Los azulejos se suelen comprar por metros cuadrados, por lo que el resultado te servirá para la compra necesaria.

2. En caso de haberlos, retira los azulejos antiguos

Si en la estancia donde quieres colocar azulejos ya hay otros antiguos, retíralos antes de ponerte manos a la obra. Para ello, utiliza un cincel y un martillo para golpear los extremos de los azulejos antiguos hasta que estos caigan

3. Prepara la superficie

Cuando la pared esté lisa, limpia bien la superficie de la estancia para eliminar cualquier resto de suciedad y polvo. De este modo conseguirás que los azulejos se adhieran mucho mejor a la superficie que quieres cubrir con ellos.

Si vas a colocar azulejos en la pared y esta tiene alguna grieta o zonas con moho, deberás solucionarlo antes de comenzar con el proceso. También es recomendable humedecer las paredes antes de colocar los azulejos para que el cemento se adhiera mucho mejor a la superficie, sobre todo en los meses de más calor.

4. Elige un diseño o forma de colocación

Ahora toca elegir la forma en la que los vas a colocar. Las principales formas para colocar azulejos son las siguientes:

  • Alineada horizontal, vertical o diagonal.
  • Matajuntas vertical, diagonal o desplazada.
  • Espiga horizontal, vertical o diagonal.
  • Línea cruzada.

Por ejemplo, si colocas los azulejos en horizontal o diagonal obtendrás una sensación de amplitud. Por supuesto, en este aspecto también tiene que ver el tamaño de los azulejos en cuestión: cuanto más grandes sean, mayor sensación de amplitud y viceversa.

5. Prepara el cemento cola

Mezcla el cemento con agua en las proporciones que indica el fabricante. Remueve la mezcla hasta obtener la consistencia deseada. No olvides que hay muchos tipos de cemento en el mercado, de modo que elige el más apropiado para tu caso según tus necesidades. 

6. Coloca los azulejos

Utiliza una llana dentada para aplicar y extender el cemento cola sobre la superficie.Utiliza la zona lisa de la llana para aplicar el producto y extenderlo y la parte dentada para crear zurcos para una mejor sujeción de los azulejos.

Luego, pega los azulejos en la superficie, haz una ligera presión y golpéalos suavemente con una maza de goma para que no se rompan. Utiliza el nivel de burbuja para comprobar que los azulejos están nivelados.

Si fuera necesario, corta los azulejos restantes para cubrir rincones, bordes y otras partes de la estancia que lo necesiten. Luego, coloca los azulejos presionándolos y golpeándolos con la maza. Para que se mantengan rectos, no olvides colocar unas crucetas en las separaciones para que el tamaño de la junta de dilatación siempre sea el mismo.

7. Aplica el rejuntado

Espera a que se seque el cemento, normalmente 24-48 horas, y luego, quita las crucetas y prepara la pasta de rejuntado según las instrucciones del fabricante. Aplica la pasta con una llana alisadora de goma y rellena bien todas las juntas; finalmente, utiliza la llana alisadora para quitar el producto sobrante.

8. Limpia, ¡y listo!

Una vez se haya secado la pasta de rejuntado, limpia la superficie con una esponja húmeda y retira todos los restos del producto. Espera que seque, para terminar por pasar un trapo por toda la superficie para retirar el polvillo que genera el proceso de rejuntado. Y ¡listo, ya tienes tus azulejos!


Como has podido comprobar, colocar azulejos es un proceso sencillo si se cuenta con los materiales, las herramientas y los conocimientos básicos para ello. No hace falta acudir a un profesional para conseguir un acabado de revista, aunque si tienes alguna duda, puedes ponerte en contacto con nosotros.

Nueva llamada a la acción

Deja un comentario