Soluciones decorativas para diseñar un dormitorio nórdico romántico

Sin duda alguna, el estilo nórdico ha sido (y sigue siendo) uno de los estilos decorativos más importantes de los últimos años, que no ha parado de evolucionar y desarrollarse en otros subestilos.

Además del estilo nórdico puramente funcional, podemos encontrar variaciones más rústicas, zen, industriales e incluso propuestas con tintes románticos pronunciados, ideales para aplicar en espacios tan íntimos como el dormitorio.

Descubre las últimas tendencias en baños y cocinas ¡Descarga esta guía para descubrirlo!

Descubre cuáles son las mejores soluciones e ideas para diseñar un dormitorio nórdico romántico, cargado de estilo y personalidad inigualable.

¿Empezamos?

Claves esenciales del estilo nórdico

dormitorio nórdico romántico

Y para empezar, un poco de historia…

El estilo nórdico, tal y como lo conocemos hoy en día, ya lleva con nosotros unos años, incluso podríamos decir que más de una década y su crecimiento parece imparable.

Aunque estamos hablando de muchos años dentro del campo de los estilos decorativos, el concepto de diseño nórdico se dio a conocer a mediados del siglo XX, aunque realmente empezó a desarrollarse en el periodo de entreguerras, entre la Primera y la Segunda Guerra Mundial.

Europa, y gran parte del mundo, estaba sometida a escasez y penurias por lo que tuvieron que adaptarse a la situación, fabricando mobiliario realizado con materiales autóctonos y de bajo coste, como la madera, bien preciado y muy abundante en los países escandinavos.

Debido a las condiciones meteorológicas particulares de los países nórdicos y de su forma de pensar y vivir, más práctica y racional que la que tenemos en los países del sur de Europa, los diseños de muebles nórdicos destacaban por ser simples y funcionales.

Además, el hecho de no poder disfrutar de la luz del sol durante muchos meses y contar con inviernos largos y duros, necesitan idear soluciones que contrarresten esta falta de luz solar y añadir elementos que multipliquen la sensación de calidez y confortabilidad en el interior de una vivienda.

Por ello, entre las claves esenciales del estilo nórdico destaca la utilización de tonalidades claras, con las que se consigue transmitir mayor sensación de luminosidad, el uso de la madera como protagonista absoluta, tanto para aplicar en forma de pavimentos, como para el diseño de mobiliario, y la necesidad de introducir elementos textiles que aporten abrigo y confortabilidad a cada espacio.

¿Cuáles son los colores más adecuados?

dormitorio nórdico romántico

Si estás pensando en diseñar un dormitorio nórdico romántico empieza por la selección de las gamas cromáticas que vas a utilizar en tu dormitorio.

Sin duda alguna, los tonos neutros, como los blancos y los grises pálidos se convertirán en tus mejores aliados para crear un espacio de estas características, especialmente para pintar las paredes y los techos.

Además, puedes emplear paletas de colores claros, en azules, verdes, rosas o violetas principalmente, tanto para marcar una pared de acento como para vestir la cama.

Desde Paratureforma te recomendamos que evites el uso masificado de tonalidades demasiado vibrantes, como los rojos, naranjas o amarillos, ya que no son las más adecuadas para una estancia que debe transmitir relajación y serenidad.

Además en dormitorios de estilo nórdico con pinceladas románticas es preferible decantarse por colores más suaves y en cierto modo, femeninos.

Materiales imprescindibles

dormitorio nórdico romántico

Tal y como hemos comentado, la madera es un material indispensable en el estilo nórdico, por lo que puedes utilizarla para el suelo de tu dormitorio, revestir una pared con lamas y, por supuesto, para el mobiliario.

Procura elegir maderas claras como la madera de roble natural, el pino, la madera de haya o el arce, características de los bosques escandinavos, que además te ayudarán a multiplicar la luminosidad del espacio.

Trata de escoger maderas que parezcan muy naturales, sin tratar, evitando los barnices demasiado brillantes.

Aunque la madera es el material nórdico por excelencia puedes añadir piezas en otros materiales, como el mármol, perfecto para utilizar en unas mesitas de noche por ejemplo, que además añadirá una pincelada de elegancia al espacio.

Si decides revestir la pared principal de tu habitación de lamas de madera, una solución de tendencia que además proporciona un gran aislamiento acústico y térmico, puedes añadir un cabezal tapizado que te ayudará a diseñar un dormitorio nórdico romántico impecable y muy acogedor.

Mobiliario para crear un dormitorio nórdico romántico

dormitorio nórdico romántico

Así como en los dormitorios puramente nórdicos tendríamos que escoger muebles de tendencia más funcional, para conseguir esa pincelada romántica que estás buscando puedes añadir algunas piezas de corte clásico francés, como unas mesitas de noche decapadas en blanco o gris o una banqueta pie de cama tapizada de estilo Luis XVI.

De hecho, puedes apostar por los muebles de estilo gustaviano, un estilo de origen sueco del siglo XVIII, que debe su nombre al rey Gustavo III, en el que destacan las piezas de formas sencillas pero sinuosas y los colores pastel, considerado (sorprendentemente) como el precursor del estilo nórdico actual.

Incorporar alguna pieza original o una reproducción gustaviana te resultará de gran ayuda, para crear tu dormitorio nórdico romántico, cargado de estilo y personalidad.

Vestir la cama

dormitorio nórdico romántico

Para conseguir un dormitorio de revista, decántate por la ropa de cama confeccionada en materiales naturales como el lino, el algodón o la lana, elementos imprescindibles en el estilo nórdico romántico.

Añade cuadrantes, grandes almohadas y cojines decorativos, además de plaids y mantas para los pies de la cama, para disfrutar de un dormitorio ideal.

Atrévete a jugar con distintas texturas en los juegos de cama y complementos textiles para crear un efecto más apetecible, combinando piezas de terciopelo, con otras de lino, bordados o tejidos de punto de lana gruesa; ¡el resultado será espectacular!

Accesorios: los detalles definitivos

dormitorio nórdico romántico

En un dormitorio nórdico romántico no pueden faltar los complementos decorativos. Sin excederte, añade algunos jarrones con flores naturales o ramas de eucalipto, perfectas para crear composiciones románticas o un espejo con molduras en formato XXL, que además de ser muy decorativo, te servirá para multiplicar la sensación de amplitud o luminosidad del espacio.

No te olvides de las alfombras: las alfombras shaggy de pelo largo son muy esponjosas y mullidas, por lo que se convierten en la alternativa ideal para los laterales de la cama o, si prefieres incorporar cierto contraste a tu habitación decántate por un kilim o un diseño persa -siempre en tonos claros-, si tu dormitorio necesita una dosis extra de romanticismo. 

Consejos Paratureforma para diseñar un dormitorio nórdico romántico

dormitorio nórdico romántico
  1. En cuanto a la iluminación, para crear un dormitorio nórdico romántico, añade puntos de luz ambientales y decorativos que generen una atmósfera tenue y acogedora.
  2. Las plantas son perfectas para decorar un dormitorio, sea del estilo que sea, por lo que puedes colocar alguna planta pequeña sobre una cómoda o chiffonier o una de grandes dimensiones en un rincón de tu dormitorio.
  3. Decora las paredes con cuadros. Ya sea un modelo en gran formato que presida la pared del cabezal o una composición de distintas medidas y formatos, los cuadros con láminas de acuarelas o fotografías en blanco y negro son una solución decorativa de tendencia, ideal para vestir con estilo tu habitación.

Si estás pensando en diseñar un dormitorio nórdico romántico, toma nota de nuestras soluciones, claves y consejos para lograrlo, ¡con éxito!

Deja un comentario