Cómo quitar el gotelé de tu vivienda fácilmente

Seguro que en alguna ocasión te has planteado renovar la decoración de tu casa empezando por las paredes. Saber cómo quitar el gotelé resulta fundamental en esos casos porque probablemente ése sea el primer paso que quieras dar en tu próxima reforma. Se trata de un elemento de construcción muy utilizado hace unos años porque resultaba económico y acabó poniéndose de moda. Pero eso ya pasó.

En la actualidad los tabiques completamente lisos son la estética principal de cualquier vivienda nueva con un mínimo gusto decorativo. Sin embargo, solicitar este servicio no resulta especialmente barato, por eso es comprensible que quieras aprender cómo quitar el gotelé en tus paredes.

Así que si necesitas quitar el gotelé de las paredes de tu casa, nosotros te vamos a explicar el paso a paso que deberás seguir para lograrlo fácilmente y sin gastar demasiado. Al fin y al cabo, los trabajos llevados a cabo por uno mismo siempre son más satisfactorios, ¡y los resultados están totalmente garantizados, así que vamos a ello!

¿Qué materiales y herramientas necesitas para quitar el gotelé?

Aunque la respuesta a esta pregunta dependerá de la modalidad de gotelé que pretendas quitar, en general, deberás tener a mano espátula, masilla -de tu elección dependerá que sea en pasta o en polvo-, cinta de carrocero, una llana, rodillos e imprimaciones y pintura. Porque, aunque parezca evidente, cabe recordar que una vez hemos terminado con esta tarea, corresponde pintar las paredes.

Cómo quitar gotelé alisando la pared con masilla

¿Cómo quitar el gotelé en paredes con pintura plástica?

Antes de aprender cómo quitar el gotelé en paredes con pintura plástica, es importante averiguar si éste es el tipo de pintura que lo recubre. Para ello, basta con mojar la pared con agua en un rincón poco visible y comprobar si el agua se absorbe o no. Si se da la segunda opción, estaremos hablando de pintura plástica y, ahora sí, es momento de empezar a trabajar.

Nueva llamada a la acción

Quitar el gotelé y corregir imperfecciones

Aunque no es la opción más recomendable, puedes intentar quitar el gotelé cuando está recubierto con pintura plástica. Si decides hacerlo así, deberás aplicar un decapante que debilite la pintura y facilite su retirada. De este modo podrás eliminar los salientes más prominentes y, a continuación, recubrir el restante con masilla.

Cubrir directamente el gotelé

Sin embargo, la opción más sencilla, menos laboriosa y que mejores resultados ofrece es cubrir directamente el gotelé -de hecho, no todas las pinturas responden adecuadamente al proceso decapante, en cuyo caso únicamente nos quedaría esta posibilidad-.

Para hacerlo, deberás utilizar una llana y aplicar la masilla en la pared, deberás intentar que la cobertura quede lo más lisa posible, aunque lo habitual es que tengas que lijar tras haber dado este paso y repetirlo de nuevo al menos en una ocasión. Independientemente del número de veces que lo hagas, el proceso siempre será el mismo: primero masillado, dejamos secar y, finalmente, lijado.

¿Cómo quitar el gotelé en una pared con pintura al temple?

Si las paredes de tu vivienda están recubiertas con pintura al temple, te va a resultar más sencillo aprender cómo quitar el gotelé, ya que en este caso no encontrarás problema alguno a la hora de retirar el relieve. Recuerda que si al mojar la pared el agua se absorbe, debes llevar a cabo esta opción, que se resume en los siguientes pasos.

Paso 1: humedece toda la superficie

Cuando hayas certificado que el agua se absorbe, humedece toda la superficie de la pared. Hazlo con un rodillo -también puedes utilizar una brocha, pero te llevará algo más de tiempo- y espera aproximadamente una hora para que la absorción sea completa.

Paso 2: decapa las paredes

Una vez cumplido el paso anterior, utiliza una espátula para quitar el gotelé al completo. Verás que sale con relativa facilidad, aunque debes intentar que la superficie quede lo más lisa posible para que el siguiente paso te resulte más llevadero. Ten en cuenta que siempre quedarán irregularidades.

Paso 3: Corrige los desperfectos

Para corregir esas irregularidades o desperfectos, debés llevar a cabo el mismo paso que cuando hablábamos de la pintura plástica: aplicar con una llana la masilla dejando la pared lo más lisa posible. Sin embargo, es muy probable que en este caso únicamente debas llevar a cabo este proceso una sola vez.

Paso 4: Lija la pared

Finalmente, lija la pared para lograr que quede totalmente lisa. En este punto cabe recordar la importancia de la cinta de carrocero, que en ambos procesos se utiliza como protector de los marcos de las puertas, ventanas y cualquier otro elemento que no podamos retirar de la pared y que pueda estropearse o mancharse a lo largo del proceso.

Paso 5: Pinta el tabique a tu gusto

Sin retirar la cinta de carrocero -ahora es cuando su nivel de importancia crece-, comienza a pintar las paredes lisas con el color que hayas escogido. Eso sí, no te olvides de retirar con un trapo húmedo todos los restos que han quedado con el lijado, ni de aplicar una capa de imprimación que permita que se asiente la pintura.

¿Sabés cuánto podría costar la reforma de tu casa? ¡Descarga esta calculadora para descubrirlo!

Dudas más habituales acerca de cómo quitar el gotelé

Cómo quitar gotelé en pared de cemento

¿Te han quedado dudas acerca del proceso sobre cómo quitar el gotelé? Es algo muy común si es la primera vez que lo haces. Quizás el proceso te haya resultado tedioso y quieres averiguar el precio para que lo lleve a cabo un tercero o quieres conocer el modo más sencillo de hacerlo. También es posible que tu gotelé sea de cemento y no esté compuesto por pintura o que simplemente quieras cubrirlo. Te damos todas las respuestas a estas preguntas.

¿Cuál es la forma más fácil de quitar el gotelé?

Si te has fijado en nuestra explicación acerca de cómo quitar el gotelé, habrás podido comprobar que la forma más sencilla es recubrirlo sin retirarlo. De este modo irás directamente al último paso, que en la mayoría de los casos es el más recomendable.

¿Cuánto cuesta quitar el gotelé de una habitación?

Para solventar esta duda necesitamos tu ayuda. Nosotros podemos hablarte del precio medio, que en este momento se encuentra en un rango de entre 8 € y 15 € el metro cuadrado. A partir de aquí, con las medidas que obtengas de la estancia en cuestión, podrás obtener el precio medio final y comparar opciones para encontrar el más económico.

¿Cómo quitar el gotelé de cemento?

Quitar el gotelé de cemento conlleva un proceso similar a los anteriores, aunque reviste alguna diferencia. Lo más importante es que lijes primero la pared y que, muy importante, des una capa de imprimación antes de aplicar la masilla para el alisado.

¿Sabés cuánto podría costar la reforma de tu casa? ¡Descarga esta calculadora para descubrirlo!

¿Por qué es importante aprender cómo quitar el gotelé?

Ahora que ya conoces todo el proceso, coincidirás con nosotros en que se trata de una tarea que puede resultar laboriosa, pero que en cualquier caso es más sencilla de lo que podías pensar en un primer momento. Es muy importante aprender a realizar este tipo de tareas por nosotros mismos, ya que el hecho de no tener que contratar a nadie puede suponer un gran ahorro económico.

Por otra parte, ten en cuenta que hablamos de un proceso con diversos pasos y que cada cual lo hace de una manera, pero que al fin y al cabo quien mejor conoce tus propios gustos eres tú. Saber cómo quitar el gotelé te abrirá muchas posibilidades a la hora de decorar tu vivienda como quieras, sobre todo en lo que respecta a los acabados de la pintura. ¡Y seguro que te animas con nuevas tareas de este tipo al ver los resultados!

Deja un comentario