Suelo vinílico


  • Fácil instalación: Gracias a que este tipo de pavimentos vinílicos pueden ser instalados directamente sobre el suelo ya existente, por lo que no es necesario realizar ninguna reforma sobre dichos suelos.
  • Logrados diseños: Existen numerosos diseños y acabados (madera, mineral, etc) que hacen que se ajusten perfectamente a cualquier tipo de decoración y den un toque de personalidad.
  • Resistencia a los golpes: Presenta una gran resistencia al uso además de flexibilidad, lo que hace que este tipo de pavimentos sea ideal para decorar cualquier área.
  • ¿Por qué el suelo vinílico es una solución perfecta para tu hogar?

    El suelo vinílico es ideal para renovar una cocina o un cuarto de baño. Tanto en formato de lamas como en losetas, se pueden instalar sobre la mayoría de los suelos existentes.

    Los suelos de vinilo son adecuados para las zonas húmedas, como baños, cocinas, cuartos de la colada u otros espacios del hogar con elevada humedad.

    Los suelos vinílicos no dan olor y ya no es necesario su pegado. La mayoría de los suelos vinílicos ya son autoportantes, se instalan sin pegamento. No dan olor y su mantenimiento es mínimo.

    Los pavimentos de vinilo ofrecen una amortiguación al ruido allí donde están instalados, por lo que actúan además como aislante acústico.

    Ya existen una gran diversidad de suelos vinílicos; imitación a cemento, a madera, grafito, piedra...