Pavimento rústico

Alta resistencia: Material cerámico esmaltado de alta resistencia, durabilidad y baja absorción. Presenta una gran resistencia al desgaste y la rotura, siendo un material exepcional para lugares de alto tránsito.

Fácil de limpiar: Gracias a la cocción en horno, la absorción de agua es mínima, siendo casi nula, esto facilita que no se fijen las manchas, lo que unido a la resistencia a los químicos de limpieza doméstico, te permiten tener el suelo siempre espectacular.

Apto para interior y exterior: Suelo rústico antihielo y de dureza superior, soporta los cambios brusco de temperatura.