Sistemas de fijación para fachadas aplacadas
Según la normativa actual, es recomendable complementar las fachadas cerámicas pegadas con cemento cola mediante alguna fijación mecánica, para evitar el descuelgue en caso de que, con el paso del tiempo y la actuación de los agentes atmosféricos, hagan perder las propiedades adhesivas del material de agarre.

Estos sistemas de sujeción mixta consisten por tanto, en la combinación de la sujeción de las baldosas cerámicas mediante cementos cola adecuados y anclajes o grapas de sujeción mecánica.

Hay que determinar, para elegir el sistema a instalar, si se quiere una junta mínima (2mm) o no entre baldosas (8mm), y si el anclaje queda visto u oculto en la fachada.

Sistemas de sujeción de baldosas en fachadas


Existen en el mercado distintos tipos de sujeción mecánica para fachadas cerámicas pegadas. Son anclajes de acero, fijados a la pared, mediante taco de obra y tornillo de acero inoxidable y que aseguran la baldosa ante descuelgues por fallo del cemento cola.

Además, cuando el formato es superior a 40x40 cm se requiere, además de un cemento cola, un anclaje mecánico de seguridad según el nuevo CTE.

Pueden ser anclajes que aseguran la baldosa por los cantos y pueden ser a su vez vistos (como la foto) u ocultos, o bien, por detrás mediante una ranura inclinada, quedando el anclaje oculto.

Son sistemas diferentes que hay que valorar, ya que la puesta en obra tiene su dificultad y requiere de tiempo de mano de obra.











Enlaces patrocinados (¿Qué es esto?)