4 consejos para pintar los azulejos de tu cocina

Si quieres cambiar el aspecto de tu hogar de forma rápida y sencilla, una de las maneras más asequibles es pintar los azulejos de tu cocina. En este artículo te contamos cómo hacerlo y responderemos todas tus dudas para que puedas realizar una renovación sin polvo, escombros, ni tanto presupuesto.

Cosas que deberías saber antes de comenzar

Si eres principiante en esto de remodelar tu casa, es importante que sepas lo que vas a necesitar antes de comenzar.

Seguramente te estarás preguntando si los azulejos de tu cocina se pueden pintar, y la respuesta es sí. Solo debes hacerlo con el material y el procedimiento adecuado. Te contamos cuáles son los indispensables que necesitas para darle un lavado de cara a tu cocina.

Descubre las últimas tendencias en baños y cocinas ¡Descarga esta guía para descubrirlo!

Qué necesitas

No se pueden pintar los azulejos con una pintura normal, sino que hay que utilizar una especial para azulejos. Estos esmaltes se adhieren bien y son mucho más duraderos que los generales. Hay dos tipos de pinturas específicas para este trabajo: las sintéticas y las acrílicas, que tienen un acabado mate, satinado o brillante.

  • Los esmaltes sintéticos tienen una base de aceite que crea un acabado brillante. Este tipo de pintura es ideal para soportar la humedad, por lo que es perfecta para su uso en la cocina o el baño. Gracias a ella, puedes mantener la dureza, el brillo y la resistencia al rayado de tus azulejos.
  • Los esmaltes acrílicos, al ser a base de agua, proporcionan un acabado menos brillante; sin embargo, son más respetuosos con el medioambiente que las pinturas sintéticas, ya que no incluyen disolventes. Además, el esmalte acrílico no se pone amarillo con el tiempo y es resistente a las manchas, por lo que es la opción perfecta para pintar azulejos en colores muy claros.

Para crear tu obra maestra, además de la pintura, necesitarás:

  • Marcador de juntas
  • Plástico protector
  • Bandeja de pintor
  • Disolvente
  • Rodillo de esponja
  • Paletina
  • Cinta protectora
  • Trapos
  • Cinta de carrocero

Cómo pintar los azulejos: 4 pasos

pintar azulejo cocina

La pintura de los azulejos es muy sencilla de aplicar, solo tienes que seguir las instrucciones que te presentamos a continuación y habrás terminado en tan solo 4 pasos. 

1. Limpiar y desengrasar la cocina y proteger muebles

El primer paso antes de pintar los azulejos de la cocina es limpiarlos a fondo. Antes de comenzar, te recomendamos proteger los muebles con plástico, los electrodomésticos y todo lo que tengas en la cocina para evitar dañarlos con pintura o disolvente. Incluso, puedes retirar de la zona donde vayas a pintar todo aquello que se pueda dañar. Si la superficie de los muebles es de madera, intenta cubrirlos por completo para evitar manchas.

Una vez protegidos, la mejor opción para limpiar es utilizar un disolvente, ya que muchos de los limpiadores habituales dejan una película de silicona que, a la larga, solo ensucia la superficie. Sin embargo, si no tienes ninguno a mano, puedes sustituirlo con el vinagre blanco, que también es excelente para eliminar la suciedad y la acumulación de cal.

Por último, te recomendamos que protejas también los grifos, interruptores, enchufes y hasta el suelo.

2. Manos a la obra: pinta los azulejos

Llena la bandeja de pintura con el color que desees y utiliza la brocha para perfilar la zona que vayas a pintar. 

Si esta es nueva, es recomendable que la pongas primero en agua jabonosa. Así, soltará las cerdas sueltas antes de que tengan la oportunidad de caerse mientras pintas. 

Comienza a pintar alrededor de los grifos o enchufes. Emplea el rodillo para aplicar más esmalte de manera uniforme, teniendo cuidado de hacer solo pasadas verticales. De este modo, evitarás dejar rayas o marcas y crearás un aspecto más cohesionado. Asegúrate de no pasar por alto ningún punto, especialmente a lo largo de las juntas.

Si tus baldosas tienen mucha textura, como las rústicas, es posible que el rodillo no llegue hasta las juntas. En este caso, puedes aplicar la pintura con una brocha con antelación. Una vez que esté seca, usa un rodillo sobre toda la pared.

3. Deja secar y aplica otra mano

Espera el tiempo recomendado para que se seque la primera capa de pintura antes de aplicar la segunda, donde mejorarás las imperfecciones.

Empieza en las esquinas y otras zonas delicadas con la brocha y luego puedes utilizar el rodillo en superficies más grandes. Posteriormente, deja secar y evita que se moje. 

4. Marca las juntas

Puedes hacer uso de un marcador blanco para las juntas si has pintado los azulejos de un color distinto. Sin embargo, hay muchas tonalidades de marcadores de juntas disponibles. 

Si quieres pintar los azulejos de color blanco o beige, una buena opción es emplear un marcador de juntas negro, que dará a la cocina un toque elegante y moderno.

Asegúrate de ayudarte con una superficie plana para que las líneas te queden perfectas entre cada azulejo.

Pintar los azulejos: ventajas

pintar azulejo cocina

Una de las áreas más estresantes para renovar en una casa son la cocina y el baño porque estos espacios influyen directamente en la calidad de vida de las familias durante el proceso de remodelación. Una solución práctica que aporta numerosas ventajas es pintar los azulejos de la cocina. Esto ofrece una nueva estética a esta estancia sin tener que gastar demasiado dinero ni soportar las molestias que genera una reforma más compleja. Revisemos algunos de los beneficios de pintar los azulejos de la cocina:

  • Hay una gran variedad de pinturas en el mercado, por lo que las opciones son infinitas, tanto para imitar el estilo original como para atreverse con un diseño rompedor. 
  • Es una remodelación que no requiere de mucha inversión.
  • La pintura ayuda a disimular los posibles defectos que el azulejo haya adquirido con el paso del tiempo, sin necesidad de romper toda la pared.
  • El proceso es simple.
  • Esta puede ser una experiencia de decoración muy creativa para la que no es necesario contratar a un diseñador de interiores, lo puedes hacer tú mismo.
  • Al pintar los azulejos de la cocina, no solo se renueva la decoración, sino que se reparan los posibles daños. Este proyecto te llevará menos tiempo en comparación con una reforma integral.

Si tu hogar tiene los mismos azulejos desde que vives ahí, pintar sobre ellos puede dar a tu cocina un cambio de imagen muy necesario. Hace unos años, los azulejos oscuros eran populares, pero ahora los colores claros predominan las tendencias de decoración actual. Los neutros, como el blanco o el gris suave, ayudan a iluminar la habitación y a hacerla más espaciosa y moderna. ¿Te animas a actualizar tu casa con este proyecto sencillo, económico y lleno de posibilidades?

Deja un comentario