Ideas para quitar la bañera y poner una ducha

Quitar una bañera y poner una ducha es una de las mejores opciones para ganar en espacio y seguridad en cualquier baño. La bañera es un elemento que le resta metros cuadrados a un baño si se usa poco. Darse un baño una vez a la semana, o una o dos veces al mes o incluso al año, indica que la bañera es un elemento que quizás no se necesita. 

Con el paso de los años, esa bañera ideal para bañar a los pequeños de la casa acaba siendo un elemento con poca funcionalidad, que, además, puede resultar peligroso. Entrar y salir de la bañera son solo unos pasos que pueden ser el inicio de una caída. De hecho, muchos de los accidentes domésticos suceden en baños que no están adaptados. Si estás pensando en ganar espacio, comodidad y seguridad, toma nota de estas ideas para quitar bañera y poner ducha.

¿Qué opciones ofrece quitar una bañera y poner una ducha? 

Una vez tengas claro los motivos para cambiar la bañera por una ducha, es el momento de ponerte manos a la obra en busca de las ideas que mejor se adapten a tu proyecto. Cada baño es distinto, se adapta a las necesidades de la familia o personas que lo usan a diario. 

Es importante no precipitarse en la elección de cada uno de los elementos que formarán parte del proyecto. Lo importante es conseguir ampliar el espacio y ganar funcionalidad a través de los elementos que introducirás en el baño en el espacio que ha dejado la ducha.

¿Sabés cuánto podría costar la reforma de tu casa? ¡Descarga esta calculadora para descubrirlo!

Añade nuevos muebles y una ducha

Midiendo el hueco que deja la bañera y el que necesitas para colocar una ducha adaptada para una persona, te puedes encontrar con la sorpresa de poder incorporar un mueble más. Una estantería para toallas es un buen elemento antes de quedarte sin espacio de almacenaje.

Escoge un estilo más moderno e industrial o más tradicional y convencional

  • El estilo industrial es uno de los que más se lleva, una ducha con elementos dorados o negros combinados con unos muebles de madera es una de las mejores opciones para darle mucho estilo a un baño. Teniendo en cuenta que con el cambio de bañera por ducha tendremos un lienzo en blanco, nada mejor que elegir un estilo que se adapte a nuestras necesidades o deseos que tenemos en mente. ¿Te atreves?
  • El estilo tradicional es el que supondrá la elección low cost. Puedes encontrar muebles nuevos o de segunda mano más convencionales a un precio muy bajo. Si quieres un baño nuevo que entre a un presupuesto bajo, es una opción de lo más recomendable para toda la familia.
ideas para quitar bañera y poner ducha tradicional

Tipos de ducha que encajan con el hueco de la bañera

Las duchas que encajarán con el hueco de la bañera serán varias. Una de las ventajas de una ducha es que no solamente te fijas si el plato es mayor o menor, sino que se puede crear de la nada en cualquier espacio.

Más allá de los platos de ducha con medidas convencionales, se puede diseñar y crear un plato de ducha a medida con materiales personalizados. Usar el gres de una piscina sobrante o de liquidación para servir de base de plato de ducha, o dejarse llevar por un espacio natural y colocar las piedras de río que hemos ido a buscar en esta parte del baño son opciones económicas.

Si quieres una ducha para una persona con espacio o una ducha en la que puedan caber dos personas, un rincón para sentarse y sentir el agua en cascada caer sobre los cuerpos al final de un día complicado, el diseño se deberá adaptar a estas necesidades, para crear un proyecto muy personal.

Nueva llamada a la acción

¿Por qué es mejor poner una ducha?

Las ventajas de poner una ducha en lugar de una bañera son muy diversas. Es un proyecto para ahorrar y ganar en muchos sentidos:

  • Ahorra agua y tiempo. En una ducha que acabará siendo el momento del día de relajación en un espacio que ha sido creado siguiendo las necesidades de la familia.
  • Gana espacio para todos. Un mueble para almacenar toallas o cualquier elemento que necesitas guardar en el baño. Todo es posible cuando dispones del espacio necesario.
  • Adquiere comodidad. La practicidad es otro elemento que destaca en un baño con ducha. Más confortable y sin riesgos para ningún miembro de la familia.

Quitar una bañera y poner una ducha presenta muchas posibilidades y ventajas. Deja volar tu imaginación, haz el cambio y quita la bañera por una ducha. ¡Gana comodidad y tiempo para ti y los tuyos!

Deja un comentario