Las mejores ideas para diseñar un salón rústico vintage

Si te gustan las piezas diseñadas en las décadas de los 40, a los 80, pero también eres un enamorado de los ambientes de corte rústico, el estilo rústico vintage ¡es el tuyo!

Descubre cómo mezclar ambos estilos decorativos de tendencia para crear un salón cargado de personalidad y carácter.

Decorar un salón rústico vintage te permitirá disfrutar de un espacio que combina perfectamente las piezas de aire más campestre con las de diseño vintage, tanto en mobiliario como accesorios y complementos textiles.

Si quieres saber cómo diseñar una zona de estar de estas características, ¡sigue leyendo!

¿Sabés cuánto podría costar la reforma de tu casa? ¡Descarga esta calculadora para descubrirlo!

Características esenciales del estilo rústico

salón rústico vintage

El estilo rústico actualizado que vemos actualmente en todas las revistas de decoración y los blogs de tendencia se caracteriza por la sencillez, la naturalidad y el uso de materiales y colores procedentes de la naturaleza, como la madera y la piedra por un lado, y los tonos tierra, tostados, verdes y neutros, por el otro.

A diferencia del estilo rústico tradicional, que se define como un estilo más adecuado para casas de campo o montaña, el estilo rústico actualizado es perfecto también para ambientes más urbanos.

¿Qué es el estilo vintage?

salón rústico vintage

El estilo vintage es aquel que se basa en la aplicación de muebles originales de las décadas de los 40 a los 80 del siglo pasado, y se ha convertido en uno de los estilos de tendencia más relevantes del momento. 

Muchos de estos muebles y complementos proceden del estilo nórdico original de los años 50 y 60, convertidos en auténticos iconos del diseño, como algunas de las piezas diseñadas por Arne Jacobsen, como la famosa silla Ant de 1951, la silla Swan y la silla Egg, ambas de 1958.

En muchas ocasiones puede haber cierta confusión entre el estilo vintage y el retro, entonces, ¿cuál es su diferencia?

Mientras que para diseñar un espacio vintage debemos decantarnos por piezas originales, en el estilo retro se consigue con muebles fabricados en la actualidad pero que evocan la estética de épocas pasadas. 

Claves para decorar un salón de estilo rústico vintage

salón rústico vintage

Entonces, ¿es posible combinar estos dos estilos aparentemente tan distintos para crear un salón rústico vintage?

La respuesta es sí, es posible. Además, al hacerlo conseguirás que tu salón luzca cargado de personalidad y carácter inconfundible.

Desde Paratureforma queremos contarte cuáles son las claves para ayudarte a lograrlo.

Colores del estilo rústico vintage

salón rústico vintage

Si estás pensando en decorar tu salón rústico vintage, no puedes pasar por alto estas tonalidades:

  • Siempre debes partir del color blanco como tonalidad esencial del estilo rústico vintage. Utiliza cualquier tono de blanco para pintar las paredes y techos, además de utilizarlo en algunos muebles y accesorios decorativos.
  • Tonos pastel. Esta gama cromática es esencial para decorar un salón rústico vintage, ya que encaja perfectamente con la esencia del vintage y del rústico actualizado. Aplica estos tonos en mobiliario restaurado y complementos textiles como cojines, alfombras, mantas o cortinas, para crear un espacio más confortable y acogedor con una pincelada de color.
  • Amarillo mostaza. Se trata de uno de los colores de tendencia del momento y te ayudará a añadir una dosis extra de calidez a tu salón. Utilízalo en pequeños detalles y si eres más atrevido, en sillas o ¡incluso en la tapicería del sofá!
  • La gama de los marrones es una de las más importantes del rústico vintage. Inspirado en los colores de la naturaleza puedes aplicarlo en mobiliario y accesorios o utilizar el cuero como un material 100 % vintage.
  • Si prefieres los colores serenos para decorar tu salón rústico vintage puedes decantarte por las tonalidades verdes y azules, perfectas para crear ambientes relajantes y acogedores.

Mobiliario para salones rústico vintage

Salón rústico vintage

Elige los muebles de madera para las piezas principales de tu salón rústico vintage, especialmente en maderas sin tratar, lo más naturales posible, o con barnices mate muy sutiles que permitan apreciar los nudos y las vetas de la madera.

Salón rústico vintage

Añade algunas piezas vintage que pueden ser heredadas o busca ese mueble que tanto te gusta en algún rastro o tienda especializada en mobiliario de este estilo. ¡Las posibilidades son infinitas! Unas sillas, una butaca, un sofá o una lámpara vintage añadirán el toque que necesitas en tu salón.

Eso sí, desde Paratureforma te recomendamos que no te excedas en añadir mobiliario o complementos, ya sean de corte rústico o vintage; es preferible que elijas pocas piezas pero muy bien seleccionadas que incorporar demasiados muebles y accesorios que acabarán saturando el espacio, se verá más pequeño y perderá el encanto que te proporcionarán estos elementos con tanta personalidad.

Detalles imprescindibles

Salón rústico vintage

En todas las intervenciones decorativas, los detalles y los complementos son los que marcan la diferencia.

Si quieres que tu salón vintage se vea completo no te olvides de añadir algunas piezas singulares como:

  • Candelabros en mármol, latón o cobre que te ayudarán a crear un espacio más personal, elegante y sofisticado.
  • Libros de ediciones antiguas con cubiertas de colores o de cuero para decorar la mesa de centro o para vestir una librería.
  • Lámparas fabricadas en fibras vegetales, ya sean de techo, sobremesa o de pie.
  • Espejos con marcos antiguos o envejecidos.
  • Baúles de madera originales.
  • Accesorios textiles como cojines decorativos con texturas o estampados a tono con el color predominante, alguna alfombra y unas cortinas de lino. ¡El resultado será espectacular!

Consejos Paratureforma para diseñar un salón de estilo rústico vintage.

Salón rústico vintage
  • Tal y como hemos comentado, la madera es un material imprescindible en los salones de estilo rústico vintage, y no solo para el mobiliario. Utilízala como pavimento y revestimiento para crear un espacio natural, muy acogedor.
  • Apuesta por los estampados para tus cojines decorativos o accesorios textiles. Puedes elegir estampados florales, geométricos o falsos lisos, todos tienen cabida en la decoración de un salón rústico vintage.
  • ¡Que no falten las plantas! Añade alguna planta de interior a tu salón para multiplicar la sensación de contacto con la naturaleza, eso sí, escoge una especie que pueda adaptarse correctamente a las condiciones del espacio, ya sea por luminosidad, temperatura, etc.
  • Los muebles de formas redondeadas también son ideales para añadir a un salón rústico vintage; una butaca de lana bouclé, por ejemplo, ¡se convertirá en una de las protagonistas de la estancia!

Si quieres que tu salón tenga ese encanto del pasado y despierte nostalgia, con ciertas notas de estilo rústico, decántate por la decoración rústica-vintage, una de las más populares tendencias del momento, que te ayudarán a crear un espacio con mucha personalidad.

Nueva llamada a la acción

Deja un comentario