Cómo hacer un vestidor en una habitación aprovechando el espacio

¿Te estás preguntando cómo hacer un vestidor en una habitación? Se trata de una de las reformas más prácticas que puedes llevar a cabo en una vivienda, por eso cada vez hay más gente que lo está haciendo, y estamos seguros de que conoces a alguien que lo tenga. Para tu tranquilidad, podemos decirte que no es un cambio complejo ni especialmente caro en comparación con otras modificaciones que se pueden hacer en casa.

No obstante, es cierto que debes tener en cuenta algunos factores y determinados consejos que te ayudarán a decidirte, a planificar el cambio y a llevarlo a cabo. Sabemos cómo hacer un vestidor en una habitación y en este artículo queremos compartirlo contigo. No tenemos la menor duda de que no te arrepentirás si decides dar este paso. Eso sí, ¡no nos hacemos responsables de lo que gastes en ropa para llenarlo!

Cómo hacer un vestidor en una habitación: todos los elementos que necesitas

Cuando planificamos cómo hacer un vestidor en una habitación, hay ciertos elementos que no pueden faltar. En realidad, es probable que si el espacio es pequeño no puedas albergarlos todos y tengas que escoger algunos de ellos y descartar otros, pero, si puedes les puedes dar cabida, no te olvides de ninguno de los siguientes elementos.

¿Sabés cuánto podría costar la reforma de tu casa? ¡Descarga esta calculadora para descubrirlo!

Barras para colgar

Si tienes que prescindir de algo en un vestidor, las barras para colgar la ropa no son una opción. De lo contrario podríamos llamarlo de cualquier otra forma, pero no vestidor. Ten en cuenta que la función principal de esta estancia es almacenar tu ropa de la forma más organizada y cómoda posible, y esto sin unas barras se antoja complicado.

Baldas

En este caso ocurre algo similar a las barras, no toda la ropa se puede colgar y necesitas un espacio -cuanto más amplio mejor- para mantener la ropa doblada y acceder a ella fácilmente. Así que, nuevamente, si te ves en la obligación de descartar elementos, éste no puede ser uno de ellos.

Cajones

Los cajones también son fundamentales en un vestidor. Sin embargo, pongamos que la habitación en la que vas a instalarlo no es demasiado grande y tienes que descartar un elemento de almacenaje. O que simplemente te gusta tener todo al descubierto o te parecen incómodos los cajones. En este caso, es perfectamente posible prescindir de ellos -aunque siempre pueden resultar útiles para guardar ciertas prendas o joyas-.

Zapateros

Los zapateros son un mueble imprescindible en cualquier vivienda, y con zapatero nos referimos a cualquier forma de almacenaje que se utilice para guardar el calzado. ¿Es más cómodo tenerlos en el vestidor? Si te caben, por supuesto. De lo contrario, no pasa absolutamente nada: puedes tener tu vestidor y guardar los zapatos en cualquier otro punto de la vivienda.

Cómo hacer un vestidor en una habitación: zapatero y banco o taburete.

Mesa o tocador

Seguimos reduciendo el nivel de necesidad. ¿Es recomendable tener una mesa o un tocador en un vestidor? Siempre viene bien poder hacerlo todo en un mismo lugar -a no ser que tengas la inmensa fortuna de que tu baño conecte con el vestidor; en ese caso ni te lo plantees-. Ahora bien, imprescindible no es, todo sea dicho.

¿Sabés cuánto podría costar la reforma de tu casa? ¡Descarga esta calculadora para descubrirlo!

Espejo

El espejo podríamos relacionarlo con el tocador, pero creemos que es una cuestión independiente. Puedes maquillarte sin problema utilizando el espejo del baño, pero, ¿de verdad no necesitas un espejo de cuerpo entero para ver qué tal te queda la ropa? Quizás no sea necesario cuando bajes a comprar el pan, ¡pero cuando te arregles para salir a cenar una noche especial seguro que te arrepientes de no tenerlo!

Banco o taburete

Quizás sea el elemento más prescindible de todos los mencionados, sobre todo cuando el zapatero no está en el vestidor. No obstante, la tentación de poder ponerte y quitarte los zapatos sentándote en un banco siempre está ahí y el vestidor es un buen lugar para hacerlo. ¡También te resultará útil si la indecisión se apodera de ti con frecuencia y pasas demasiado tiempo para escoger la ropa que te pondrás!

Sugerencias sobre cómo hacer un vestidor en una habitación

Está claro que si se trata de idear cómo hacer un vestidor en una habitación tenemos que planificar qué muebles y elementos introduciremos. Pero no siempre es fácil que quede como esperamos, por eso queremos ofrecerte algunas ideas y sugerencias que siempre podrán servirte a la hora de configurar tu nuevo vestidor.

Aprovecha al máximo el espacio

Sabemos que una de las principales dificultades con las que nos encontramos a la hora de crear un vestidor en una habitación es el espacio. Si la estancia que has escogido para instalarlo te parece pequeña, piensa que en muchos casos ni siquiera existe esa posibilidad y decídete a aprovechar al máximo el poco espacio que tengas. ¡No puede quedar ni un hueco libre!

La iluminación, un elemento imprescindible para arreglarte

No te olvides de la iluminación de tu vestidor. Es casi tan importante como la luz en el espejo del baño y, más todavía, si has podido colocar el tocador en esta habitación. Necesitas ver que todo está perfecto, por lo que aprovecha al máximo las posibles entradas de luz natural e incluye unos leds potentes para completarla -la eficiencia no está reñida con tener un vestidor-.

Si no tienes espacio, inventa uno

Puede que no tengas una habitación extra para convertirla en un vestidor, pero quizás sí tengas una habitación demasiado grande en la que podrías añadir un tabique, una terraza inutilizada que podrías dividir para crear ese espacio -siguiendo siempre las ordenanzas municipales, claro está- o cualquier rincón que puedas adecuar con este fin. Quizás no puedas hacer el vestidor más grande del mundo, pero al menos tendrás vestidor, ¡que no es poco!

No subestimes el poder de los rincones

Esto no sólo ocurre con el vestidor, sino con gran parte de las estancias de cualquier vivienda. Nos quejamos de la falta de espacio para el almacenaje y tenemos mil rincones vacíos y desaprovechados. ¡Ésto no puede pasar! Si anteriormente habías considerado no poner un espejo o un taburete, por ejemplo, revisa los rincones de la habitación y seguro que se te ocurrirá algo.

El efecto pasillo, la opción más recurrente

La respuesta más breve y sencilla a la pregunta acerca de cómo hacer un vestidor en una habitación es que le des forma de pasillo. ¿Esto que quiere decir? Almacenaje en los laterales más alargados de la estancia y una zona de paso en el centro completamente despejada. Éste sería el ideal, claro, pero no siempre disponemos del espacio suficiente para ello, por eso hay que pensar algunas alternativas.

Cómo hacer un vestidor: el efecto pasillo.

La versatilidad del vestidor: una estancia adaptable a cualquier habitáculo

El aspecto positivo de contar con un vestidor es que lo puedes adaptar a tus gustos y necesidades. En realidad, lo principal serán tus circunstancias, porque probablemente quieras un vestidor gigante y siempre necesites más espacio; sin embargo, una vez tengas claro el lugar destinado a ello lo podrás diseñar como te guste, y eso facilita mucho la creación de esta estancia.

Presta atención a las medidas hasta el último detalle

En este punto conviene recordar que tan importante es respetar las medidas como aprovechar el espacio. Te sorprendería saber la cantidad de problemas que puede causar no planificar este aspecto adecuadamente y las veces que se repite este error. Puedes ajustar todo lo que quieras para llenar todo el espacio disponible, pero con una cinta métrica en la mano y sin dejar espacio para el azar o las medidas a ojo.

¿Vestidor abierto o cerrado?

Probablemente se trata de la cuestión que ofrece mayor libertad a la hora de hacer un vestidor en una habitación. No es un detalle que influya en la posibilidad de instalarlo o no, pero sí en los gustos de cada cual y en el espacio disponible: las puertas abatibles ocupan espacio cuando se abren, así que, o lo dejas al descubierto o escoges puertas de corredera.

En cualquier caso, piensa que un vestidor al final es un armario gigante, por lo que cerrando la puerta de la estancia ya tendrías el problema resuelto. En tu imaginación hay solución para todo, ¡sólo tienes que buscarla!

Cómo hacer un vestidor en una habitación con doble uso

Si tienes una habitación que no utilices para dormir, como una oficina o un gimnasio, siempre podrás reducirlas con un tabique y compartir la estancia. Si hablamos de un dormitorio, teniendo un poco de amplitud y eliminando los armarios ya podrías crear un pequeño vestidor. Por ejemplo, es muy común crear un pequeño pasillo detrás del cabecero de la cama y convertirlo en un vestidor.

Cómo hacer un vestidor en una habitación sin morir en el intento

A la hora de pensar cómo hacer un vestidor en una habitación debes armarte principalmente con dos recursos: paciencia e imaginación. Dale muchas vueltas a la planificación y al diseño, tantas como necesites hasta encontrar la mejor opción posible dentro de tus posibilidades. No tengas prisa, repite y desestima ideas hasta llegar a ese punto.

Es cierto que en este tipo de reformas, es más sencillo llevar a cabo el proceso que pensar cómo hacer un vestidor en una habitación. Al fin y al cabo, una vez diseñado no resulta costoso darle forma, pero lo cierto es que en ocasiones es complicado dar con la tecla si no tenemos suficiente espacio. Por eso hemos querido todas estas ideas que pueden ayudarte a lograrlo.

Nueva llamada a la acción

Deja un comentario