Seleccione un buscador
Solo durante este finde: Usa el cupón OLADECALOR y obtendrás un descuento del 5% en tu pedido.

Platos de ducha

¿Quieres transformar tu baño en un espacio moderno, funcional y cómodo? Los platos de ducha son la clave para lograrlo.

Descubre nuestras dos subcategorías de platos de ducha, diseñadas para convertir tu baño en un ambiente innovador y estéticamente atractivo. Visita ambas categorías para encontrar el plato de ducha perfecto que se ajuste a tus necesidades.

Renueva tu baño con estilo y comodidad. ¡Explora nuestras opciones de platos de ducha ahora mismo y descubre una experiencia de baño excepcional!

Preguntas frecuentes

Las ventajas de instalar una placa de ducha en lugar de una bañera son diversas y pueden adaptarse a diferentes necesidades y preferencias. Algunas de las ventajas más destacadas incluyen:

  1. Ahorro de agua: Las duchas suelen consumir menos agua que las bañeras, lo que puede resultar en un menor gasto de agua y, por ende, un menor costo en las facturas.
  2. Ahorro de espacio: Los platos de ducha suelen ocupar menos espacio que las bañeras, lo que puede ser especialmente útil en baños pequeños o cuando se busca maximizar el espacio disponible.
  3. Mayor seguridad en el acceso: Los platos de ducha suelen ser más accesibles y seguros, especialmente para personas mayores o con movilidad reducida, ya que no requieren levantar las piernas para entrar o salir. Además, muchos platos de ducha están fabricados con materiales antideslizantes para evitar caídas.
  4. Facilita la limpieza: Las duchas suelen ser más fáciles de limpiar que las bañeras, ya que su acceso es más sencillo y no acumulan tanta suciedad.
  5. Ahorro de tiempo: Las duchas suelen ser más rápidas que los baños en bañera, lo que puede ser útil para quienes tienen un estilo de vida ajetreado y buscan optimizar su tiempo.
  6. Adaptabilidad a diferentes estilos de vida: Las duchas pueden ser más adecuadas para personas solteras, parejas sin hijos o familias con hijos mayores, mientras que las bañeras pueden ser más apropiadas para familias con niños pequeños.
  7. Ahorro en costos de instalación: La instalación de un plato de ducha suele ser más económica que la de una bañera, lo que puede ser un factor a considerar al planificar una reforma del baño.
  8. Mayor comodidad en el día a día: Un plato de ducha puede ofrecer una experiencia de uso más cómoda y práctica para el aseo diario, especialmente en comparación con las bañeras que no cuentan con una zona de ducha integrada.

Las ventajas de instalar una placa de ducha en lugar de una bañera incluyen ahorro de agua, espacio, mayor seguridad en el acceso, facilidad de limpieza, adaptabilidad a diferentes estilos de vida y ahorro en costos de instalación. Sin embargo, la elección final dependerá de las necesidades y preferencias de cada persona o familia.

En la mayoría de casos, la instalación de una placa de ducha no requiere obras o reformas importantes en el baño. Sin embargo, esto puede depender de las características específicas del baño y del tipo de placa de ducha que se desee instalar. En los siguientes casos será necesario realizar una reforma para instalar la placa de ducha:

  1. Reemplazo de una bañera existente: Si se desea reemplazar una bañera por una placa de ducha, por lo general se deberá de retirar la bañera y adaptar el desagüe a la nueva instalación. Esto puede puede implicar algunas modificaciones, pero no una gran obra.
  2. Espacio disponible: Es muy importante medir bien y saber el espacio que tienes disponible, en el caso de que no se ajuste a las medidas será necesario ajustar o reubicar otros elementos del baño.
  3. Conexiones de fontanería: Si el lugar de la placa de ducha es diferente a la de la bañera anterior, es posible que sea necesario ajustar las conexiones de fontanería, como el suministro de agua y el desagüe. Esto requerirá la intervención de un fontanero para realizar las modificaciones necesarias.
  4. Impermeabilización: Para evitar filtraciones de agua, es importante realizar una correcta impermeabilización alrededor de la placa de ducha. Esto implica aplicar selladores y membranas impermeabilizantes en las áreas apropiadas para garantizar un entorno seguro y duradero.

En resumen, aunque no siempre se requieren obras importantes, es posible que se necesiten algunas modificaciones menores y la intervención de profesionales, para asegurar una instalación adecuada.

El mantenimiento y limpieza adecuados de las placas de ducha son fundamentales para mantener su apariencia y funcionalidad a lo largo del tiempo. Aquí te presento algunos consejos para las placas de ducha:

  1. Limpieza regular: Es recomendable limpiar la placa de ducha de forma regular, al menos una vez por semana. Puedes utilizar un limpiador suave y no abrasivo, como un detergente líquido o un limpiador específico para superficies de baño. Aplica el limpiador en la placa de ducha y frota suavemente con una esponja o un paño suave. Luego, empapa un paño con agua tibia y sécalo con otro  paño limpio.
  2. Prevención de la acumulación de jabón y cal: Para evitar la acumulación de residuos de jabón y manchas de cal, es recomendable enjuagar la placa de ducha después de cada uso. Esto ayudará a prevenir la formación de depósitos y facilitará la limpieza regular.
  3. Remoción de manchas difíciles: En caso de manchas más difíciles de remover, puedes utilizar productos específicos para eliminar manchas de agua dura o cal. Sigue las instrucciones del producto y asegúrate de enjuagar y secar bien la placa de ducha después de usarlo.
  4. Evitar el uso de productos abrasivos: Evita el uso de productos de limpieza abrasivos, como limpiadores en polvo o estropajos ásperos, ya que pueden rayar o dañar la superficie de la placa de ducha.
  5. Mantenimiento de las juntas y sellados: Verifica regularmente el estado de las juntas y sellados alrededor de la placa de ducha. Si detectas alguna fisura o deterioro, reemplázalos o repara según sea necesario. Esto ayudará a prevenir filtraciones de agua y mantener la integridad de la placa de ducha.
  6. Secado adecuado: Después de cada uso, es importante secar la placa de ducha con una toalla o un paño seco para evitar la acumulación de humedad y la formación de manchas.

Siguiendo estos consejos y realizando un mantenimiento regular, podrás mantener tu placa de ducha en buenas condiciones y prolongar su vida útil. Recuerda consultar las recomendaciones específicas del fabricante de tu placa de ducha para obtener instrucciones de mantenimiento adicionales.