Mejores sistemas de calefacción según las condiciones de tu vivienda

Sobrellevar cómodamente el invierno y el verano es una de las principales aspiraciones de cualquiera que posee una vivienda. No obstante, no siempre resulta sencillo escoger las herramientas apropiadas para cada caso. Porque, ¿cuáles son los mejores sistemas de calefacción? Desde un principio es conveniente adelantar que no hay una única respuesta correcta, pero con la información adecuada se puede encontrar fácilmente.

Y es que, los mejores sistemas de calefacción no tienen porqué resultar útiles para todos los casos, ya que existen numerosos factores que pueden influir en su idoneidad. A continuación, hablamos de esos aspectos y concretamos cuáles son las mejores opciones en general, además de darte algunas pistas acerca de cómo escoger en tu vivienda en particular.

New Call-to-action

Factores a considerar en los mejores sistemas de calefacción

A la hora de definir cuáles son los mejores sistemas de calefacción, lo primero que debemos saber es que no hay uno en concreto que quede por encima del resto a nivel general. La elección dependerá siempre de las circunstancias particulares de cada uno y para ello resulta indispensable valorar los siguientes factores.

Eficiencia energética

En este momento, teniendo en cuenta la situación de emergencia climática y el precio de la energía, probablemente la eficiencia es el factor más importante para establecer cuáles son los mejores sistemas de calefacción. El ahorro a estos efectos se antoja fundamental, tanto en la propia producción energética como en los recursos que se invierten en cada uso.

Espacio a calentar

Si estás buscando el sistema de calefacción más adecuado para tu vivienda, es muy importante que prestes atención al espacio que pretendes calentar. No es lo mismo generar calor para una sola estancia que hacerlo en una casa al completo, del mismo modo que también existen diferencias según el tamaño de la vivienda y en función de las plantas que tenga.

La orientación de la vivienda

Otro aspecto que va a resultar determinante en el gasto energético va a ser la orientación de la vivienda. Hablamos de una de las circunstancias que menos se valoran, pero las horas de sol que recibe un espacio a lo largo del día son fundamentales para la elección del tipo de calefacción correcto.

Necesidades de mantenimiento

Existen sistemas de calefacción que no requieren prácticamente de ningún tipo de mantenimiento, mientras que en otros este tipo de tareas son algo totalmente recurrente. Sin embargo, esta necesidad en muchos casos amortiza el gasto, por lo que no siempre es mejor la opción más sencilla. ¿Cuál escoger? Depende del resto de factores que comentamos.

Los mejores sistemas de calefacción son los más eficientes.

El precio del sistema de alimentación

Entre los mejores sistemas de calefacción existen diferentes tipos de alimentación, y esto es algo en lo que debemos poner el foco a la hora de decidir. Electricidad, gas natural, butano, biomasa, energías renovables, combustibles fósiles… ¿Cómo saber qué alternativa es más adecuada? Casi en el 100% de los casos, alguna entre las más sostenibles.

El clima en la ubicación

No nos engañemos, por mucho frío que puedas pasar, los datos objetivos los aporta la ciencia a través de un termómetro. Si vives en la zona sur o en el litoral mediterráneo, necesitas menos prestaciones por parte de un sistema de calefacción que si vives en el norte. Una cuestión que cobra mucha relevancia de cara a la decisión final en este sentido.

El uso de la vivienda

No es lo mismo climatizar una vivienda habitual que hacer lo propio con una segunda vivienda, del mismo modo que existen variaciones si pasas mucho tiempo fuera de casa o si la mayor parte de tu vida se desarrolla entre esas cuatro paredes. Es imprescindible ser consecuente a estos efectos cuando se trata de escoger un sistema de calefacción.

Las condiciones de la estancia

Las exigencias en torno a la eficiencia energética son cada vez más altas para los edificios de nueva construcción. Cuestiones como el aislamiento térmico, la orientación, la entrada de luz y calor se valoran seriamente en la planificación de cualquier vivienda recién creada, y esto sucede porque sus condiciones están directamente relacionadas con su gasto energético, entre otros motivos, por los sistemas de calefacción necesarios.

Presupuesto y ayudas

Por lo general, los mejores sistemas de calefacción presentan un coste elevado que no siempre resulta accesible para todos los bolsillos. Evaluar tu presupuesto antes de tomar una decisión es inevitable, pero también debería serlo analizar las posibles ayudas para inversiones sostenibles y eficientes; quizás puedas permitirte una alternativa mejor de lo que creías.

Entre todas las opciones del mercado, ¿cuáles son los mejores sistemas de calefacción?

Como hemos señalado, no resulta sencillo escoger solamente un sistema de calefacción como el mejor de todos, pero sí es posible valorar sus principales ventajas y desventajas para valorar cuál sería la mejor alternativa en cada caso. La elección va a depender de tus circunstancias, pero con esta información siempre te va a resultar más sencillo llevarla a cabo.

Estufas de pellet

Las estufas de pellet se pueden calificar como uno de los mejores sistemas de calefacción si atendemos a aspectos como la eficiencia energética, uno de los factores de mayor peso en este momento. Sin embargo, también es necesario valorar el tamaño del espacio a climatizar, ya que no resulta especialmente útil para grandes estancias.

Calderas de gas con radiadores

El radiador es, probablemente, uno de los sistemas de calefacción más utilizados en las viviendas españolas. Por lo general funcionan mediante gas natural, por lo que no es la alternativa más sostenible. Como ventaja, podemos destacar su capacidad de generar calor para espacios mayores calentando todas las estancias al mismo nivel.

Sistemas geotérmicos

Los sistemas geotérmicos se alimentan a partir de una fuente de energía renovable -el calor extraído del subsuelo-, y pueden trasladarse a la vivienda a través de diferentes técnicas, como son el suelo radiante o los radiadores. Si puedes permitírtelo, estarás instalando uno de los mejores sistemas de calefacción a todas luces y amortizarás la inversión, pero su precio es elevado.

Suelo radiante

El suelo radiante puede alimentarse mediante la geotermia, tal y como hemos citado, pero también a través de otros sistemas, como la aerotermia -que también es una energía renovable-, la electricidad o el gas natural. La instalación conlleva una inversión alta, pero si escoges una alimentación sostenible y eficiente lo agradecerás.

Chimeneas tradicionales

Seguro que cada vez que entras a un lugar con chimenea, tus recuerdos te trasladan a momentos muy felices. ¿A quién no le gusta el calor del fuego, el crepitar de la leña al encenderse, el acogedor olor a humo o el color rojo vivo del sistema de calefacción más tradicional de todos? Eso sí, si pretendes calentar toda la casa, con esta solución sería complicado, aunque es más sostenible que muchas otras.

 La chimenea, uno de los mejores sistemas de calefacción por el ahorro económico.

Aire acondicionado

Seguramente el aire acondicionado sea una de las alternativas más recurrentes para climatizar una estancia, ya que es cómodo y resulta útil tanto en invierno como en verano. Ahora bien, no podemos decir que sea eficiente ni sostenible, ni mucho menos que sea el mejor sistema para calentar grandes espacios.

Estufas, radiadores o calefactores eléctricos

La electricidad, salvo que se genere a través de la energía eólica, hidráulica o fotovoltaica -que aunque están creciendo, todavía no son las principales fuentes de alimentación a este respecto-, no es una posibilidad muy sostenible. Si bien su instalación es de las más económicas, las facturas eliminarán cualquier atisbo de ahorro en este caso.

Calderas de Gasoil

Las calderas de gasoil siguen estando en el mercado, aunque en ningún caso forman parte de los mejores sistemas de calefacción. Lo cierto es que ni son las más económicas, ni son del todo seguras y, ni mucho menos, son respetuosas con el medioambiente. Resultan, eso sí, muy útiles para calentar grandes espacios, pero habiendo otras soluciones, lo más positivo sería decantarse por ellas.

Los mejores sistemas de calefacción para cada tipo de vivienda

El listado de opciones que engloban los mejores sistemas de calefacción es muy amplio, pero, como has podido observar, no todos son los más adecuados en cada caso. Atendiendo a los factores que hemos señalado, nuestra recomendación siempre va a ser la misma: si te lo puedes permitir y tu vivienda cumple con todos sus requisitos para su instalación, escoge alguna de las alternativas más respetuosas con el medioambiente.

Por el contrario, si las características de los mejores sistemas de calefacción en cuestiones de eficiencia energética no se adaptan a tus necesidades, puedes optar por minimizar el impacto con la elección más sostenible dentro de tus posibilidades. Además, esto te permitirá ahorrar en tus facturas y mantener un ambiente agradable en tu vivienda. Al mismo tiempo, debes plantearte reducir tus emisiones de CO2 en otros aspectos de tu vida cotidiana.

New Call-to-action

Deja un comentario