Cómo poner burletes en ventanas correderas paso a paso

El ahorro energético y el aislamiento térmico y acústico son algunos de los grandes beneficios de los burletes en ventanas correderas de una vivienda. Se dice que, tanto en verano como en invierno, la energía puede llegar a escaparse y esto ocasiona la reducción del nivel de temperatura óptima en el interior. En este artículo explicaremos el paso a paso sobre cómo poner burletes en ventanas correderas para aprovechar sus ventajas y disfrutar de un espacio cómodo y eficiente.

¿Cómo poner burletes en ventanas correderas?

Los burletes son tiras de tela o goma que evitan las fugas de calor o frío. Se trata de un método muy sencillo para ahorrar energía y optimizar la temperatura interior. ¿Quieres saber cómo poner burletes en ventanas correderas? A continuación, mostramos unos pasos sencillos para instalar estos accesorios: ¡fácil y sin reformas!

Limpia y prepara la ventana

Para lograr un resultado óptimo primero se debe limpiar y preparar la ventana, sea una ventana de pared o de tejado

  • Elimina el polvo y restos del exterior del marco y de la hoja
  • Para una mejor limpieza, añade agua jabonosa y seca perfectamente con un paño.
Descubre cómo poner burletes en ventanas correderas y sus ventajas

Elimina los viejos burletes 

Si se van a instalar nuevos burletes, es necesario que se cambien los que ya estaban con ayuda de una herramienta de plástico, por ejemplo, una espátula. Además, para aflojar los tornillos, es recomendable utilizar un destornillador para levantar el burlete del marco.

¿Sabés cuánto podría costar la reforma de tu casa? ¡Descarga esta calculadora para descubrirlo!

Mide y corta el burlete nuevo

Una vez limpio el espacio y sin viejos burletes, se procede a medir el marco de la ventana y cortar el nuevo burlete. Hay que procurar dejar de 3 a 5 centímetros más largo de la medida del nuevo para que no quede justo.

Retira el adhesivo

Retira el adhesivo al mismo tiempo que se va pegando en el marco. El truco está en hacerlo lentamente e ir presionando para que se adhiera mejor.

Corta el burlete restante

Retira el exceso o sobrante de burlete con ayuda de una tijera o cúter. Hazlo en un ángulo de 45° para pegarlo en oposición a la hoja de la ventana que regularmente corre en forma perpendicular y genere un mejor ajuste.

Vuelve a colocar la hoja de la ventana

Por último, coloca la hoja de la ventana como estaba en un inicio. Haz la prueba con el nuevo burlete y asegúrate de su buen funcionamiento.

Descubre cómo poner burletes en ventanas correderas y sus ventajas

Ventajas de poner burletes en puertas y ventanas

Como comentábamos al principio de este post, las ventajas que se pueden aprovechar de poner burletes en puertas y ventanas son:

  • Aislamiento térmico y acústico: la temperatura se vuelve homogénea y evita que el ruido exterior entre al interior.
  • Ahorro energético: colocando burletes en las ventanas puedes reducir la factura eléctrica y de gas hasta en un 40 %.
  • Además, con estas acciones se puede contribuir al cuidado y protección del medio ambiente, puesto que la energía se regulariza y el interior del hogar se vuelve sostenible.


Ahora que ya sabes cómo poner burletes en ventanas correderas, habrás visto que es una tarea sencilla que, además, conlleva muchos beneficios. ¿Te pones manos a la obra? ¡Realiza este pequeño proyecto en tu hogar y optimiza el consumo energético gracias al aislamiento!

Nueva llamada a la acción

Deja un comentario