Seleccione un buscador
Sólo para este fin de semana: Usa el cupón FERIA y obtendrás un descuento del 5% en tu pedido.

Aislamiento térmico

El aislamiento térmico es un proceso necesario para reducir la transmisión de calor no deseada, a través de la estructura en la que se instala.

Propiedades de los aislamientos térmicos

  • Densidad aparente
  • Conductividad
  • Permeabilidad
  • Absorción de agua
  • Propiedades mecánicas

En esta categoría vas a encontrar aislamiento térmico reflectivo, Poliestireno Extruido XPS, Lana de Roca, Lana de Vidrio y Pinturas Térmicas.

Preguntas frecuentes

El aislamiento térmico reflectivo actúa como una barrera contra el calor radiante, reflejando la radiación solar y evitando que penetre en el interior de un edificio. Esto puede ayudar a reducir la carga térmica y mantener una temperatura más confortable en el interior. Además, puede contribuir al ahorro energético al disminuir la necesidad de usar sistemas de climatización.

La lana de roca es un aislante térmico  fabricado a partir de rocas volcánicas o basalto fundido y posteriormente fibrado. Sus propiedades incluyen una excelente resistencia térmica, capacidad de absorción acústica y resistencia al fuego. Además, es un material duradero, no se deforma ni se degrada fácilmente y no atrae plagas o insectos. Su instalación ayuda a reducir la transferencia de calor y a mantener una temperatura estable en el interior.

El aislamiento térmico con pintura térmica funciona mediante la aplicación de una capa de pintura especial en las superficies que se desean aislar térmicamente. Esta pintura contiene aditivos y componentes que ayudan a reducir la transferencia de calor.

La pintura térmica utiliza propiedades reflectantes y aislantes para minimizar la absorción y la transmisión de calor. Algunos aditivos comunes en la pintura térmica incluyen partículas reflectantes de infrarrojos, materiales aislantes y compuestos cerámicos.

El aislamiento térmico ofrece las siguientes ventajas:

  1. Refleja el calor: Es su principal ventaja, refleja la radiación térmica para evitar que el calor entre o salga del interior.
  2. Eficiente en verano y en invierno: En verano, refleja la radiación solar, evitando de que el calor entre en el interior. Y en invierno refleja el calor generado en el interior, evitando la perdida de calor.
  3. Fácil instalación: Se presenta en forma de láminas o láminas flexibles que se pueden colocar en las paredes, techos y otras superficies.
  4. Durabilidad: El aislamiento térmico reflectivo suele ser duradero y resistente a la humedad y al desgaste.
  5. Versatilidad: Este tipo de aislamiento térmico se puede usar en una amplia gama de aplicaciones, como en techos, paredes, suelos, áticos... Es adecuado tanto para uso residencial como comercial.