Piscinas: 5 consejos para mantenerlas en invierno

Cuando el verano se acerca a sus últimos rayos de sol surge la eterna duda: ¿Vaciar la piscina o intentar aprovechar el agua para el verano siguiente?

Años atrás esta pregunta tenía fácil respuesta. Se vaciaba la piscina reutilizando (o no) el agua para otras tareas como regar, siempre teniendo en cuenta que había que realizar un proceso para liberar el agua de agentes químicos indeseables para el riego.

Debido a la concienciación que comenzó hace unos años para la conservación del medio ambiente, se empezó a sembrar la duda entre los propietarios de piscina. ¿Es mejor mantener el agua de un año para otro?

Las piscinas de Rosa Gres son un referente en el diseño de piscinas exteriores.
Las piscinas de Rosa Gres son un referente en el diseño de exteriores.

Nosotros creemos que sí. Un pequeño esfuerzo por nuestra parte puede suponer un gran beneficio para el medio ambiente y, gracias a este pequeño esfuerzo, ahorrar miles de litros de agua al año, que tanta falta hacen.

Además, si quitamos el agua, estamos exponiendo el revestimiento de la misma a los agentes externos, como el frío, lluvia, nieve, granizo… Estos agentes externos pueden dañar seriamente el revestimiento del vaso. El agua hace de aislante térmico y protector de daños de nuestra piscina.

Consejos para mantener la piscina durante el invierno

Para mantener la piscina cuidada en invierno es necesario seguir unos sencillos pasos. Con estas directrices podremos disfrutar de agua limpia y saludable en la piscina de un año para otro. ¡Sigue leyendo!

Limpieza a fondo

Una vez decidamos dar por clausurada la temporada de piscina en nuestras casas, debemos limpiar todos los elementos: Skimmers, compuertas, rejillas, filtros, fondo,… Esta limpieza es vital puesto que decidirá en que estado pasa nuestra piscina todo el invierno.

La limpieza de la piscina es esencial para disfrutarla al año siguiente sin sustos innecesarios.
La limpieza de la piscina es esencial para disfrutarla al año siguiente sin sustos innecesarios.

Es conveniente limpiar el equipo de mantenimiento de la piscina (limpiafondos, mangueras, cepillos,…) y así los encontraremos listos para usar el verano que viene.

En nuestra tienda online tenemos una gran selección de artículos para la limpieza y decoración de la piscina.

No nos olvidemos de la escalera. Si la piscina va a estar destapada puedes plantearte dejarla puesta como sistema de seguridad para posibles caídas. Si vas a taparla te recomendamos quitarla, limpiarla a fondo y guardarla.

Control de las propiedades del agua

Este punto se puede resumir en una frase: mantenedla como si fuese verano, pero no tanto como en verano. No te preocupes, ahora lo explicamos mejor.

Los niveles de PH y de cloración tenemos que mantenerlos para que no se generen bacterias ni algas que pueden afectar a nuestra piscina o a la calidad del agua. En verano hay que mantener estos niveles entre baremos muy específicos. En invierno podemos ser un poco más permisivos con los niveles, pero con cierta atención.

Para que tu piscina sea apta para el uso humano deberá tener unos niveles de PH de entre 7.2 y 7.5
Para que tu piscina sea apta para el uso humano deberá tener unos niveles de PH de entre 7.2 y 7.5

Los niveles de PH óptimos para una piscina se sitúan entre 7.2 y 7.5 puntos. La cloración dependerá de la capacidad de la misma, aunque como consejo podemos decir que siempre intentemos mantener una pastilla de cloro metida en un dosificador flotante. En invierno, debido a la baja temperatura, durará más que en verano y con este gesto será suficiente para mantener el nivel de cloro a raya.

Hay que tener en cuenta que los períodos de mantenimiento se van reduciendo conforme va bajando la temperatura del agua. En verano quizás necesite entre 6 y 8 horas diarias de depuración, mientras que en invierno podemos reducir la depuración a 1 o 2 horas diarias.

Por otra parte, si lo que queremos es desconectar lo máximo posible de las tareas de mantenimiento piscina, podemos optar por la opción de invernaje del agua. Más abajo lo explicaremos más detalladamente. ¡Sigamos!

Bajar el nivel del agua para cuidar el skimmer

En invierno, sobre todo en zonas que llegan a menos de cero grados, es necesario bajar el nivel del agua por debajo del skimmer. Esto previene que las heladas puedan romper la instalación del mismo. Es necesario también vaciar el sistema de tuberías al igual que cuando cortamos el agua en casa para prevenir posibles heladas con los consiguientes reventones.

skimmer
Bajar el nivel del agua en invierno protegerá el skimmer y el circuito interno de tuberías.

También es recomendable dejar sobre la superficie objetos flotantes en diagonal a los bordes. Esto rompe la tensión superficial del agua, bajando las posibilidades de que se congele.

Recordemos configurar la depuradora para que no coja agua a través del skimmer para realizar la depuración. Al bajar el nivel del agua, solamente cogería aire y podemos llegar a quemarla. Debemos adaptarla para que solamente coja agua del fondo.

Cubrir tu piscina para el invierno

Encontraremos infinidad de lonas y plásticos para cubrir la piscina en el mercado. Debemos recordar la importancia de mantener la lona bien tensa, y que esta sea de buena calidad, ya que además de prevenir la caída de suciedad también nos previene de accidentes en los que un niño, adulto o anciano puede caerse con el peligro que eso conlleva.

Cubrir la piscina es esencial para mantener el agua limpia en invierno
Cubrir la piscina es esencial para mantener el agua limpia en invierno

En el mercado encontraremos muchas variedades de artilugios para tapar nuestra piscina. Tenemos que tener en cuenta la forma a la hora de escoger el método para instalar un cobertor de piscina: si es rectangular, ovalada, circular…

Invernaje del agua de la piscina: ¿Qué es?

El invernaje o hibernación del agua de la piscina es el acondicionamiento de la misma para mantener las propiedades en las mejores condiciones y así poder recuperarla y reutilizarla en la siguiente temporada. Esta práctica minimiza los costes y el trabajo de mantenimiento de las piscinas en invierno.

El invernaje es la técnica que sustituye a la cloración prolongada durante los meses de invierno mediante un dosificador flotante. Podemos probar ambas técnicas en inviernos diferentes y así escoger la que mejor se adapte a nuestro ritmo de vida.

La hibernación del agua de la piscina es un método muy usado para mantener la calidad del agua de un año para otro.
La hibernación del agua de la piscina es un método muy usado para mantener la calidad del agua de un año para otro.

Invernaje de la piscina: Paso a paso

Para realizar el invernaje del agua correctamente podemos valernos de varios apartados explicados con anterioridad:

  • Limpieza de la piscina a fondo
  • Control del nivel del PH

Cloración de choque

Una vez controlado el nivel de PH tenemos que realizar una cloración de choque con el objetivo de desinfectar y eliminar los microorganismos contaminantes. Debemos verter el cloro en la cantidad indicada por el fabricante y dejar actuar durante al menos 6 horas.

Es recomendable que accionemos el mecanismo de depuración para extender el producto por toda la piscina.

Realizamos un nuevo ajuste del PH si es necesario para mantenerlo entre los valores óptimos.

Tratamiento del agua: El invernador

Debemos adquirir un producto invernador. Podemos adquirir un producto en formato líquido que podemos verter en la piscina y mantener durante unas horas la depuradora en recirculación. De esta manera se distribuirá homogéneamente por todo el vaso.

En ParaTuReforma tenemos una gran variedad de productos para la limpieza de piscinas
En ParaTuReforma tenemos una gran variedad de productos para la limpieza de piscinas

También existe este mismo producto pero en formato flotante. En este caso, el invernador se presenta en polvo. Se abre y se deja flotar boca abajo en la piscina. El paso del tiempo y del agua irán disolviendo poco a poco el polvo.

El fabricante siempre indica los niveles de temperatura óptimos para que el producto haga efecto. Hay que leer bien las recomendaciones y el modo de uso. También indicará cada cuanto tiempo tenemos que repetir el tratamiento para llegar al verano siguiente con la piscina y su agua en perfectas condiciones.

Seguimiento del agua

Debemos revisar el agua invernada cada 3 o 4 semanas y así anticiparnos a posibles malos funcionamientos del invernador. Y recordemos poner en funcionamiento la depuradora en modo recirculación 1 o 2 horas al día. Tengamos en cuenta que, si hemos bajado el nivel del agua, debemos configurar la depuradora para que solamente absorba agua del fondo de la piscina. Si no hacemos esto, podemos hacer trabajar al motor en vacío y quemarlo.

Recuperación del agua

Una vez llegada la nueva temporada de baño debemos recuperar el agua previamente. Haremos una limpieza de las paredes y el fondo con un cepillo. Tras esto dejaremos trabajar al limpia fondos. Si vemos demasiada suciedad colocaremos el filtro en posición de vaciado para que desagüe directamente sin pasar por el filtro.

Limpiaremos también el skimmer, el cesto y sus filtros. Si nuestra piscina es de borde desbordante, recordemos limpiar bien todas las rejillas.

Una piscina lista para usar en la temporada de baño. ¡Espectacular!
Una piscina lista para usar en la temporada de baño. ¡Espectacular!

En términos químicos debemos reestablecer los valores de PH y cloro a los normales para el baño. Podemos realizar una cloración de choque.

Se recomienda no mantener el mismo agua en la piscina durante más de 5 años.

Fuentes:
Masferreteria.com
ElTiempo.es
Quimipool.com

Si crees que ya estás preparado para el invierno mira este artículo: Las mejores estufas, chimeneas e insertables de leña de 2021.

Deja un comentario