Seleccione un buscador
Sólo para este fin de semana: Usa el cupón FERIA y obtendrás un descuento del 5% en tu pedido.

Suelos imitación madera

Los suelos imitación madera, son una opción muy popular para aquellos que le gusta disfrutar del aspecto cálido y natural de la madera, pero con todas las ventajas de los pavimentos cerámicos.

Estos suelos cerámicos imitación madera ofrecen una resistencia y durabilidad excepcional, lo que los convierte en una opción ideal para las zonas en las que existan un alto trafico y en las que se use una alta cantidad de productos de limpieza. Algunas de las ventajas de estos pavimentos cerámicos imitación madera son:

  1. Aspecto natural: Los suelos de imitación madera, están diseñados para replicar fielmente a la textura de la madera, los diseños y patrones permiten lograr un aspecto auténtico, con texturas, vetas y nudos similares a la madera natural.
  2. Variedad de diseños: Existe una amplia gama de tonalidades y estilos disponibles en estos suelos imitación madera.
  3. Resistencia y durabilidad: Estos suelos imitación madera son extremadamente duraderos y resistentes. Son capaces de soportar el desgaste diario, el movimiento de muebles y la limpieza sin perder su apariencia y calidad
  4. Resistencia al agua: A diferencia de la madera natural, este tipo de suelos imitación a madera es altamente resistente al agua. Esto los hace ideal para áreas húmedas como baños y cocinas.
  5. Fácil mantenimiento: Los suelos imitación madera son fáciles de limpiar y mantener. No requieren tratamientos especiales ni pulidos regulares como la madera natural.

Los suelos cerámicos imitación madera ofrecen la belleza y calidez de la madera natural, combinados con la durabilidad, resistencia al agua y facilidad de mantenimiento del suelo imitación madera.

Preguntas frecuentes

Los suelos imitación madera tienen varias ventajas sobre los suelos de madera real.

En primer lugar, son más resistentes al agua y a las manchas, lo que los hace ideales para áreas con alta humedad o tráfico intenso. Además, no se astillan ni se abollan como la madera real, lo que los hace más duraderos y fáciles de mantener.

También son más resistentes al fuego y a las rayaduras, lo que los hace más seguros y duraderos a largo plazo. En términos de diseño, los pavimentos cerámicos imitación madera ofrecen una amplia variedad de patrones y tonos de madera, lo que los hace adecuados para cualquier estilo de decoración.

Finalmente, los suelos porcelánicos imitación madera suelen ser más económicos que los suelos de madera real y se pueden instalar en una variedad de superficies, lo que los hace una opción más versátil y rentable.

Los suelos imitación madera ofrecen una amplia gama de opciones de diseño. Pueden imitar diferentes especies de madera, desde el roble hasta el nogal, y también ofrecen opciones de acabado, como el cepillado o el envejecido, para imitar la textura natural de la madera.

Además, hay opciones de tamaño y forma, como tablones anchos o estrechos, y patrones de colocación, como el diseño en espiga o el diseño en diagonal. También pueden ser combinados con otros materiales, como piedra o metal, para crear diseños personalizados.

Para mantener el suelo imitación madera en buen estado, se recomienda realizar una limpieza regular, se recomienda usar productos suaves y que no sean tan abrasivos para evitar dañar el brillo del pavimento. Además se aconseja proteger contra rayones, también es importante seguir las instrucciones del fabricante para realizar un mantenimiento preventivo recomendado.

Los suelos imitación madera, son conocidos por su durabilidad y resistencia, ya que la mayoría están fabricados con un material porcelánico, que es muy resistente a una gran cantidad de cosas, como productos químicos, zonas de gran afluencia de gente entre otras más.

Con un buen mantenimiento regular estos pavimentos pueden durar décadas, conservando su apariencia y calidad durante mucho tiempo, es importante tener en cuenta que la duración puede variar dependiendo de como se le trate, es decir, su uso, el trafico que recibe y los cuidados proporcionados.

Para fabricar suelos de imitación de madera se utilizan diferentes materiales que ofrecen el aspecto y la textura de la madera auténtica, pero con otras características y ventajas que sólo tienen estos materiales. Estos son algunos de los materiales más utilizados en la fabricación de suelos de imitación de madera:

  1. Porcelánico: Es un material cerámico que se caracteriza por ser muy duradero, resistente al desgaste y a la humedad. Gracias a la tecnología actual, se puede reproducir perfectamente las vetas, nudos y textura de la madera, brindando así un genial pavimento imitación madera.
  2. Vinilo: Los suelos de vinilo imitación madera son una opción muy popular por su versatilidad y durabilidad. Estos suelos están compuestos por varias capas, incluyendo una capa superior que recrea la imitación a madera.
  3. Laminado: Los suelos laminados consisten en unas capas de material comprimido que imitan la apariencia de la madera. Están recubiertos con una capa protectora resistente al desgaste y a los arañazos. Los suelos laminados imitación madera ofrecen una buena relación-precio y son de fácil instalación.
  4. Madera sintética: También conocida como madera compuesta o artificial, formada por fibras de madera de madera mezclada con aditivos y resinas. este tipo de madera ofrece una apariencia similar a la madera pero con diferentes resistencias, como anti humedad, insectos y la decoloración.
  5. Cerámica:  Los azulejos de cerámica también pueden imitar la apariencia de la madera. La cerámica es un material duradero y fácil de mantener, ideal para áreas con alta humedad como baños y cocinas.

Estos son solo algunos de los materiales más comunes utilizados en la fabricación de suelos imitación a madera. Cada uno tiene sus propias características y ventajas, por lo que es importante considerar tus necesidades y preferencias al elegir el tipo de pavimento que mejor se adapte a tu espacio.

La resistencia al desgaste y a la abrasión, es el método que se usa para medir la capacidad de ocultación del desgaste sufrido por abrasión. Para esto se establecen 5 niveles:

  • Nivel 1 - Bajo
  • Nivel 2 - Medio
  • Nivel 3 - Medio Alto
  • Nivel 4 - Alto
  • Nivel 5 - Muy Alto

Para determinar la dureza se procede a una prueba, cogiendo el pavimento y rayándolo con 10 materiales de la escala MOHS. El mínimo exigido para el pavimento es de Mohs 5 y para revestimiento Mohs 3.