Antihielo

Baldosa que por su metodología en la fabricación, no retiene agua en su interior, y por tanto, se puede exponer a temperaturas de congelación del agua sin sufrir roturas en su estructura interior.

Para determinar esta característica se sigue la normativa antihielo ISO 10545-12 y consiste en someter 100 veces una muestra a cambios de temperatura entre -5ºC a +5ºC, previamente sumergidas en agua. Si no muestran desperfecto se asume como 'antihielo'.

Antideslizante

Se trata de una característica exclusiva para los pavimentos y responde a la capacidad opositora al deslizamiento o el resbalamiento de las piezas cerámicas.

Son 4 las clases de Resistencia al deslizamiento (Rd) que determinan las normas y que exponemos detalladamente en esta página.

Es importante conocer la zona donde se va a colocar para adecuar su resistencia.

Alternativo

Esta característica se suele buscar en los pavimentos, para que no se produzca el efecto repetición, alternando variedad en los diseños. Los fabricantes los empaquetan de forma aleatoria, por lo que en la mayoría de los casos, no se puede elegir un diseño concreto.

Están pensados para que su aspecto final como pavimento, sea alterno y no repetitivo. 

Grosor

Con este icono indicamos el grosor de la baldosa cerámica. En baldosas de la misma colección se suelen mantener los mismos grosores para que la instalación sea más sencilla.

Es importante este detalle si se quiere combinar baldosas de distintas series o de distintos fabricantes.

Rectificado

Las baldosas cerámicas rectificadas son aquellas que tienen el canto cortado en ángulo de 90 grados, es decir, el canto está recto, perfectamente cortado y con las dimensiones exactas. 

Este corte de la baldosa a posteriori hace que las dimensiones de todas las baldosas sean casi exactas y permitan instalaciones mucho más finas y ajustadas en las juntas.

Para la instalación en pavimentos de las baldosas rectificadas, se recomienda usar sistemas de nivelación cerámica para que todas las baldosas queden bien enrazadas unas con otras.

Bordes irregulares

Las baldosas cerámicas con bordes irregulares son aquellas cuyos bordes no son completamente rectos.

Pavimento y revestimiento

Aquellas baldosas cerámicas que posean este icono, se pueden instalar tanto como pavimento como revestimiento.

Por definición, todas las baldosas cerámicas fabricadas como pavimentos se pueden usar para el revestimiento.

En caso contrario no, las baldosas cerámicas fabricadas para revestir, no son aptas como pavimentos.

Esto es así porque los pavimentos tienen que cumplir más exigencias de resistencia al desgaste, a la abrasión y a todas las inclemencias posibles de un suelo. Un revestimiento apenas si tiene que cumplir características técnicas para que mantengan su integridad durante años. 

Pavimento

Baldosa cerámica apta para instalar solo cómo pavimento. 

Normalmente, se podría instalar como revestimiento, pero es posible que tenga alguna característica por la que el fabricante solo lo recomienda como pavimento.

Revestimiento

Baldosa cerámica apta sólo como revestimiento. Sus características técnicas la hacen perfectas como revestimiento, pero a su vez, la excluyen para su instalación en el suelo de cualquier estancia.

No se puede usar en pavimentos.

Mate

Baldosa cerámica sin brillo. No produce reflejos con las distintas inclinaciones de la luz.

Brillo

Baldosa cerámica con brillo, por lo que produce reflejos con los distintas inclinaciones de los rayos de luz.

Destonificado

Baldosa cerámica cuya repetición está marcada por cambios en los tonos de color de unas baldosas con otras. 

Unas baldosas son más claras, otras más oscuras, otras con medios tonos, consiguiendo así alternancia en el conjunto final.

Los fabricante suelen detallar el grado de destonificación, en bajo, medio y alto.

¿Qué propiedades o características debe tener la cerámica?

En general, serán 4 las propiedades fundamentales que deberá conocer en una baldosa cerámica:

ABSORCIÓN DE AGUA

La primera y principal es la absorción de agua. Es, junto con el color de la materia prima, la cualidad que le da nombre a las baldosas cerámicas. Además, propiedades como resistencia a las heladas depende directamente de ella también. Se conocen por las siguientes denominaciones:

  • GRES PORCELÁNICO: Ab < 0.5 - Paredes y suelos interiores y exteriores
  • GRES ESPESORADO: 0.5 ≥ Ab > 3 - Paredes y suelos interiores y exteriores
  • GRES ESMALTADO: 3 ≥ Ab > 6 - Suelos y paredes interiores
  • BARRO COCIDO: 6 ≥ Ab > 15 - Paredes y suelos interiores y exteriores (No resiste heladas)
  • AZULEJOS: Ab ≥ 10 - Paredes interiores

ANTIHIELO

Se hace fundamental conocer si la baldosa que se va a colocar será resistente o no a las heladas. Esta propiedad es necesaria para instalación en exterior.

Para determinar esta característica se sigue la normativa antihielo ISO 10545-12 y consiste en someter 100 veces una muestra a cambios de temperatura entre -5ºC a +5ºC, previamente sumergidas en agua. Si no muestran desperfecto se asume como 'antihielo'.

RESISTENCIA AL DESLIZAMIENTO

Se trata de una característica exclusiva para los pavimentos y responde a la capacidad opositora al deslizamiento o el resbalamiento de las piezas cerámicas.

Son 4 las clases de Resistencia al deslizamiento (Rd) que determinan las normas:

  • Rd ≤ 15 Clase 0
  • 15 < Rd ≤ 35 Clase 1
  • 35 < Rd ≤ 45 Clase 2
  • Rd > 45 Clase 3

Vea las clases mínimas exigidas a los suelos en función de su localización.

Zonas interiores secas:

  • Superficies con pendiente menor al 6% - Clase 1
  • Superficies con pendiente igual o mayor que el 6% y escaleras – Clase 2

Zonas interiores húmedas, como entradas a los edificios, terrazas cubiertas, vestuarios, duchas, cocinas,…

  • Superficies con pendiente menor al 6% - Clase 2
  • Superficies con pendiente igual o mayor que el 6% y escaleras – Clase 3

Zonas interiores donde además de agua puede haber agentes (grasas, lubricantes), como cocinas industriales, mataderos, uso industrial,... – Clase 3
Zonas exteriores. Piscinas y duchas (zonas previstas para usuarios descalzos y en el fondo de los vasos cuando la profundidad no sea más de 1.5m) – Clase 3

RESISTENCIA AL DESGASTE, ABRASIÓN Y DUREZA SUPERFICIAL

Resistencia al desgaste y la abrasión: Es el método para medir la capacidad de ocultación del desgaste sufrido por abrasión, como por ejemplo, el producido por calzado.

Se establecen 5 niveles:

  • Nivel 1 – Bajo
  • Nivel 2 – Medio
  • Nivel 3 – Medio Alto
  • Nivel 4 – Alto
  • Nivel 5 – Muy Alto

Dureza o resistencia al rayado: Para determinar la dureza o la resistencia al rayado se procede a una prueba rayando la superficie con los 10 materiales de la escala de MOHS en forma creciente. El mínimo exigido para revestimiento es de Mohs 3 y para pavimento es de Mohs 5.